Pintura

Cómo combinar los colores en la decoración de interiores

En el momento en que decidimos realizar modificaciones en la decoración de los ambientes o debemos decorar un espacio desde el inicio es fundamental pensar en la combinación de colores.

Básicamente la estética de los lugares se sustenta en la adecuada composición de tonalidades al disponer paredes, muebles, objetos y detalles.

Cómo combinar los colores en la decoración de interiores

Reglas de color en la decoración

Los especialistas en decoración consideran determinadas reglas que les posibilitan seleccionar adecuadamente y con certeza los colores. Estas normas del arte están determinadas por el círculo cromático, también llamado rueda de color.

El círculo establece una representación ordenada de los colores según su matiz o tono. Esto permite comprobar combinaciones de colores que funcionan bien y que favorecen los estilos elegidos para cada ambiente.

Del mismo modo, los tonos del círculo proporcionan una excelente pauta al adquirir muebles y objetos decorativos.

Cómo combinar los colores. Sugerencias

Monocromatismo. Es una de las composiciones de color que posibilita engalanar sin incurrir en equivocaciones. La decoración monocromática implica optar por un único matiz como base y añadir gradaciones de color con los distintos matices e intensidades.

Así, si se selecciona el lila como color dominante, es ideal emplear en la decoración del ambiente desde sus tonalidades más claras hasta el color violeta o morado porque de esta manera se crea el contraste. Además, si el lugar es pequeño es una buena idea combinarlos con blanco o tonalidades neutras.

El Monocromatismo se utiliza en gran medida en la decoración de habitaciones para hombres. En este caso, la tendencia es usar el tono negro, generando una amplia gama de grises, que armonizan perfectamente al seleccionarlos para acolchados y cortinados o entelados de pared.

Otro color sugerido para la habitación o escritorio de hombres es el verde. Aquí hay que cuidar la gama escogida teniendo en cuenta que posea la misma composición de tonos (Por ejemplo, mayor o menor proporción de amarillo o de azul). Para que la selección sea segura, sin dudas, hay que recurrir al círculo cromático.

Si el dormitorio a decorar es de una niña o adolescente, hay dos colores que son los preferidos, el lila y el rosa.

Entonces la sugerencia es emplear los matices muy claros para paredes y cortinados; anexando tonos más fuertes en detalles, como pueden ser almohadones, acolchados y algún objeto decorativo. En este caso también se sugiere combinar con blanco.

Analogía. Es una manera de combinar colores en un ambiente empleando matices suaves. La propuesta radica en reunir tres colores que son inmediatos en la rueda de color. Esta elección de colores asegura la armonía del espacio y una decoración muy atrayente.

Una de las ideas puede ser optar por el amarillo como color primario e integrarlo con tonos naranjas y verdosos. Otra oferta es que el azul sea el color central y se fusione con tonalidades verdosas y fucsias.

Estas mixturas, son llamativas y por eso se sugieren para ambientes amplios, como el living comedor. También pueden emplearse en terrazas o jardines. En todos los casos, al decidir los colores hay que pensar en el estilo de los muebles y objetos decorativos que habitan el espacio, para lograr un lugar bello y estético.

Es fundamental recordar que si se emplean estas mezclas en las paredes o pisos, los tonos de los muebles y objetos deben nivelarse para no sobrecargar el ambiente.

Pares complementarios. Es otra de las composiciones de color para decorar que se destaca por ser una alternativa más sugerente y divertida. Los expertos la recomiendan para otorgar mayor fuerza y energía a un ambiente.

En la rueda cromática los pares complementarios están ubicados un frente al otro y aún cuando son totalmente opuestos, armonizan perfectamente en la decoración de interiores.

Las tres combinaciones principales son azul-naranja, rojo-verde y amarillo-violeta.

Un espacio en el que se luce la combinación de pares complementarios es el living. Para este espacio es ideal emplear sillones, sillas o pufs de los colores más llamativos y complementarlos con matices claros en paredes y en el resto del mobiliario, así aportaremos más luminosidad al espacio.

Los tonos fuertes también pueden agregarse en los textiles, como detalles en cortinados o almohadones y en los objetos decorativos elegidos.

Algunas recomendaciones para elegir colores para decorar

El inconveniente principal que suele presentarse al momento de decorar es que el propósito es renovar interiores a partir de lo que ya hay en el ambiente. Así, el interrogante es cómo elegir los colores para que combinen con el mobiliario.

Algunas ideas son:

  • Si la habitación tiene muebles de madera en tonos claros es posible decorar paredes y pisos en tonalidades más oscuras y frías para producir más contraste. O anexar objetos de color como detalle llamativo.
  • Si los muebles son oscuros definitivamente hay que usar matices muy claros o blancos en las paredes y colores cálidos en objetos y textiles para complementar la decoración.
  • Algunas líneas de muebles modernos aparecen en blanco, negro, gris o marrón. En este caso, es preciso que los colores en las paredes generen una perfecta disparidad para que los resalte. Si se pretende mantener una decoración de estilo minimalista sólo es necesario disponer estos tonos entre sí, como la combinación blanca y negra, la cual es muy recomendada en la actualidad.

Cada ambiente del hogar posibilita emplear diferentes combinaciones de colores. Sin embargo, antes de decidir hay que tener en cuenta el tamaño del mismo porque en los espacios pequeños es mejor usar colores claros para dar sensación de amplitud. Completando con detalles y objetos de color si se pretende dar un toque sugestivo.

Es evidente que el interrogante cómo combinar los colores en la decoración tiene múltiples respuestas y que todas ellas nos llevan a tres puntos básicos:

  • El círculo cromático y sus reglas es la base para no cometer errores en la elección de matices.
  • El espacio de los ambientes para favorecer la impresión de amplitud.
  • El mobiliario y los objetos decorativos son aspectos a considerar al decidir tonalidades y matices.

Definitivamente, son innumerables las combinaciones de colores que podemos hacer para decorar el hogar, pero considerar las sugerencias posibilitará que el producto final sea un éxito.

Leave a Reply