El espíritu de la época  navideña se impregna de alegría y amor. Y esas sensaciones se transmiten en la decoración del hogar.

Tal vez por eso, las tendencias de decoración para esta navidad están determinadas por el uso de los colores y las luces.

Es real que la Navidad se considera uno de los períodos más extraordinarios del año en la mayoría de los países. La alegría que sienten  las personas se contagia de unos a otros y una manera de transmitirla es la decoración del hogar.

decoración para Navidad

Navidad. Luz y color.

Los especialistas en decoración proponen que las luces y el color propio de la navidad, irrumpan en las casas a partir de objetos y accesorios; pero también en el aspecto textil de los ambientes.

Clásicamente la propuesta es para el árbol de navidad, elegir el pino verde y utilizar adornos rojos, en su mayoría; anexando algunos dorados. Del mismo modo priorizar el rojo en adornos de bienvenida de puertas, en almohadones y en objetos.

La tendencia en luces navideñas señala que las mejores son las luces estilo LED. Estas luces se consiguen en el mercado en diferentes versiones.

Utilizar luces transparentes o blancas es prácticamente lo ideal  porque  posibilita armonizar correctamente el empleo de los colores decorativos.

Una oferta interesante, cuando se pretende variar la decoración pero no  realizar muchos gastos; es adquirir luces de los  colores que se marcan como tendencia en la temporada.

El uso de luces de colores en el árbol blanco implica una inversión asequible que otorga gran estilo al árbol y a todos los sitios de la casa que se proyecte iluminar.

Estilos de ambientación.  

La ambientación clásica está determinada por el empleo de los colores  rojo, verde y dorado que caracterizan la Navidad. Entonces, uno de los consejos es elegir uno de los tres tonos como matiz principal y combinar con los otros dos colores.

También pueden realizarse cambios en las tonalidades de estos colores, innovando a través de nuevos matices. Como el tono vino,  el rojo típico o el naranja, los verdes suaves o intensos, los dorados brillantes o mates. Este estilo decorativo  admite, además; detalles en madera, purpurina o terciopelo.

El estilo de decoración rústico sugiere confeccionar adornos en madera, que sostienen la tendencia por  las líneas escuetas y despojadas, evitando  abarrotar decorativamente los espacios.

Se puede complementar con frascos de vidrio y velas y con telas rústicas para la mantelería o caminos de mesa.

Esta idea es inigualable para las casas en las que el centro de los festejos es el árbol de Navidad.

La ambientación minimalista, propone  lo que se denomina Navidad congelada y por eso, los blancos, verdes y azules, se combinan con detalles transparentes. Esta idea es la mejor alternativa para quienes prefieren las líneas sencillas y apacibles.

En este caso, la tendencia es utilizar árboles de Navidad en tono blanco o en color azul o verde y simular que están cubiertos con nieve. En ambas situaciones las luces transparentes deben complementar la decoración del árbol.

Y estas luces, que otorgan distinción y delicadeza, son perfectas para colocar en otros espacios de la casa, como escaleras, hall de ingreso, terrazas.

Adornos de decoración.

decoracion de navidad

Si bien las propuestas generales en las tendencias de decoración para navidad siguen la línea de las esferas y de los ángeles. Muchos especialistas aconsejan emplear ornamentos de formas simples. Así aparecen esferas, estrellas, cintas y flores en tonos plateado, dorado o blanco. No deben estar ausentes las transparencias que sugieren cristales.

Otra tendencia dentro del minimalismo es representar el árbol de navidad con formas piramidales porque insinúan un árbol moderno y simple.

Los elementos y materiales  sugeridos para  construir el ambiente navideño son el alambre, la madera, las figuras completamente blancas o doradas son una excelente elección para espacios pequeños y para  innovar.

Otra tendencia son los adhesivos navideños. Se sugieren para los hogares en los que no hay espacio suficiente. Se encuentran en el mercado diversas representaciones. Así pueden conseguirse  árboles de Navidad, coronas, estrellas, muñecos de nieve. Se caracterizan por ser económicas y sencillas de colocar.

En las últimas épocas navideñas ha aparecido con fuerza la vela como un elemento decorativo que se destaca por el significado que se le otorga y porque brindan calidez y calidad a la decoración.

Las posibilidades son innumerables al elegir el tipo de vela, pues hay  infinidad de variedades en cuanto al tamaño, color y perfume.

Pueden añadirse a arreglos navideños realizados con esferas, cintas y/o piñas. Y también ubicarse en lugares destacados de los ambientes, especialmente en los lugares dónde la familia y amigos pasan el  mayor tiempo durante las fiestas navideñas.

Una propuesta es la utilizar velas de tono verde, rojo o blanco.

Sugerencias para la mesa.

Es importante considerar en las tendencias de decoración para navidad que la mesa debe armonizar con la ornamentación general.

Si se eligió el tono rojo o el verde. El centro de mesa armado con esferas rojas de diferentes tamaños y texturas, rodeando una vela blanca; se convierte en la mejor  alternativa para un ambiente clásico.

También es interesante la opción de utilizar candelabros, pequeños arbolitos navideños y adornos en los platos.

Siguiendo el estilo minimalista, el matiz azul turquesa o el azul marino para los centros o adornos de mesa, son opciones simples que combinadas con plateado forman una interesante mezcla de tonos fríos.  Puede completarse colocando purpurina. En este caso, el ideal para el color del mantel y las servilletas es el blanco. Del mismo modo la vajilla debería sostener estos colores.

Es innegable que los adornos blancos junto a los manteles blancos siempre convierten el ambiente en un espacio agradable, cálido y delicado. En este caso, es conveniente anexar detalles en colores propios de la navidad; las  flores en color rojo son una excelente propuesta o detalles mínimos en verde y dorado.

Otra propuesta actual son los manteles que se adquieren especialmente para la mesa navideña. Tienen los colores y motivos navideños y si se eligen hay que tener en claro que el resto de los objetos y vajilla deben ser en tonos claros para atenuar la fuerza de los colores del mantel.

Un plan simple y económico para decorar la mesa radica en colocar en un jarrón o frasco grande transparente esferas de colores que combinen con los matices empleados en el estilo de decoración general del comedor.

Las tendencias de decoración para navidad son amplias, se caracterizan por ofrecer la posibilidad de impregnar del espíritu festivo de esa época especial a los ambientes del hogar. Lo fundamental es tener en cuenta que el propósito de embellecer los espacios para navidad puede concretarse exitosamente sin excesivos costos y sosteniendo un estilo de decoración.

La clave está en atreverse a crear.